Rincones olvidados

By Pilar Perez Baz

Posted by Pilar | junio - 18 - 2013 | 14 Comments

Pupitre

Si pudiera dibujar la expectación que crea un fin de curso, lo haría con la tiza blanca que perfila el recuerdo de una mañana satinada con el polvo de un borrador.

Apenas se podía oír al profesor dictar las últimas recomendaciones para las vacaciones de verano, el griterío se apoderaba de cualquier palabra arrojada a la clase y la engullía hasta dejarla en apenas un lejano murmullo.

La mañana previa a las vacaciones de verano se vivía intensamente en mi colegio, el único material escolar que se exigía era una lija del “0” y la tarea principal del día era lijar nuestro pupitre de madera, ese escritorio que había sido ultrajado con buenas dosis de humor en tinta y arañado con corazones rojo alpino.

Nuestra mesa de trabajo había sido testigo de muchas de nuestras andanzas durante el año escolar, y ahora, mientras mis compañeros del sexo masculino “guerreaban” alineados a la derecha como un comando especial, nosotras las del flanco izquierdo, diana de sus burlas y de sus misiles de papel arrojados con las cerbatanas hechas con bolígrafos Bic, nos afanábamos en limpiarla de recuerdos y dejarla como un libro en blanco esperando a ser bañado con tibias letras y acariciado de nuevos pensamientos.

Mientras acometíamos esta insigne tarea, competíamos en gritos con los de la cerbatana, y he de decir que en esta supuesta competición los dejábamos atrás con muy poquito  esfuerzo, nuestros gritos iban siempre por delante y con la naturalidad pasmosa digna del mejor timbre de voz de una adolescente.

Era una época en la que aun siendo colegio mixto había unas estrictas medidas en cuanto a la disposición de la clase y severas normas de comportamiento, pero en el último día de clase estaba permitido casi todo, incluso estábamos exentos del “saludo al profesor”

El saludo al profesor era todo un ritual que se nos exigía cada día. Los alumnos debíamos permanecer sentados y en silencio hasta la llegada de nuestro profesor, es entonces cuando debíamos levantarnos todos a la vez y corear al unísono:

-Buenos días señor profesor, o -Buenas tardes señor profesor.

El único problema es que jamás se consiguió que todos permaneciéramos sentados y en silencio. Siempre había algún chistoso haciéndonos reír o algún travieso liando alguna trastada. Menos mal que teníamos a nuestro guardián de la puerta, su misión era la de alertarnos a todos de la llegada del “profe”. Esta acción nos libró de multitud de castigos. Castigos que el mes de junio dejaría atrás como un lastre hasta “la vuelta al cole”. Toda una vida por delante para nosotros….

Mientras tanto la vida de ese año escolar daba sus últimos coletazos con un broche final…¡Las pintadas en el encerado!

Y es que la fecha que marcaba el encerado de clase nos sugería libertad y diversión, y la acompañábamos con un sin fin de divertidos dibujos, los borradores que permanecían acostados en el marco de dicha pizarra, nos retaban a despertarlos y sacudirlos contra algún compañero marcándolo con el típico rectángulo blanco de la batalla de borradores. Y La mezcla de polvo de tiza y madera flotaba en el aula como la visión de un sueño poco nítido.

Un sueño que a veces se cuela entre mis recuerdos como se coló la mezcla de polvo de madera y tiza en un día feliz.

¿Recuerdas tu feliz día de fin de curso?
@PilarPerezBaz     

14 Responses so far.

  1. Josep Ramon Badia dice:

    Un bello relato, al nivel de su autora!!! Qué momentos tan especiales e inolvidables has reflejado en él!! Y en el marco de una época estricta y con la imposición de muchas reglas que, si bien son propias de lo correcto, por su aire dictatorial nos causaban pavor, temor y ardor…nosotros teníamos un capellán que si al entrar no nos poníamos en pie y gritábamos marcialmente “Buenos días Mossen” nos aporreaba o con un borrador con letina de aluminio o con un regla de madera astillosa…..me vendrá de ahí la hepatits???
    Felcidades por mantenernos siempre jóvenes evocando tantos lindos recuerdos!!

    • Pilar dice:

      Gracias querido amigo :-) Me encanta poder compartir con vosotros los bellos momentos de mi infancia y lo que realmente me hace feliz es leer vuestros recuerdos :-) Es todo un lujo.
      Mil besos Josep.

  2. Queridísima Pilar: ¡cuantos años hacía que no había oido la palabra “encerado”!
    Que recuerdos tan bonitos del colegio, de las amistades ( muchas de ellas las conservo) de esos días de nervios por las notas y por las vacaciones…
    Mil gracias por hacernos bucear en los recuerdos del mismo modo que buceábamos en la piscina en las vacaciones de verano.
    ¡Un besazo!

  3. Pilar dice:

    Aún me pongo nerviosa recordando el momento de las notas :-D Gracias por tu visita Ofelia, es un placer tenerte por aquí.
    Otro besazo.

  4. María González-Calatayud dice:

    Qué gratos recuerdos y sensaciones, la niñez, la escuela, los maestros y las monjas (yo estudíe con clarisas), y por supuesto ¡las amigas! siempre vivirán en nuestros corazones. Precioso, Pilar, un gran beso.

    • Pilar dice:

      ¡Siempre es muy grata tu visita Maria Remedios ! Me hace mucha ilusión saber que este espacio te llena de gratos recuerdos y sensaciones :-) Y que sepas que tu sí que sabes entrar en nuestros corazones.
      Otro gran beso.

  5. Cuántos recuerdos leyendo tu post. El fin de curso tenía no solo lo especial de que comenzaban las vacaciones, el verano…, sino las despedidas, el calor y, bueno, una sensación de alegría inmensa.
    ¡Gracias por hacernos recordar!

    • Pilar dice:

      Susana no sabes la alegría que me das :-) Precisamente lo que quería era eso, que volvieras a recordar ese momento alegre.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu visita.

  6. Esther dice:

    ¡Qué recuerdos Pilar! Me has transportado a una época memorable y genial..!! Ahora sin embargo, esos finales de curso, son estresantes para mi.. veo a mi hija mayor con un montón de exámenes y me puede!! Espero que ella también en el futuro tenga unos recuerdos similares! Felicidades guapa!

    • Pilar dice:

      Tendrá buenísimos recuerdos Esther ;-) Como no con esa madre apoyándola y preocupándose por ella :-)
      Gracias por tu visita. siempre me hace muchísima ilusión verte por aquí
      Un besazo.

  7. Marta Martínez Arroyo dice:

    Mis hijos empezaron acabaron ayer el curso. ¡Cómo han cambiado las cosas en 30 años, y aún así el espíritu del inicio de las vacaciones sigue siendo el mismo! Gracias por tu post, Pilar, me ha encantado.

    • Pilar dice:

      ¡Vacaciones! Sólo la palabra alegra :-)
      Marta, gracias a ti por tu visita, es siempre muy grato leerte.
      Mil besos.

  8. Isabel dice:

    Cuando yo iba al cole las cosas ya eran muuuuuy diferentes estoy segura,eso si,eses ultimos dias los viviamos con igual impetu……quien pudiera volver hacia atras en algunas cosas porque esta seria una cosa que volveria a hacer y a aprovechar mucho mas de lo que hice y pude…..

    • Pilar dice:

      Hablas con nostalgia… algo muy familiar para mi ;-) Precisamente esa nostalgia nos hace ahora aprovechar más esos grandes momentos ¡A por ellos Isabel !

Sponsors

  • Cheap reliable web hosting from WebHostingHub.com.
  • Domain name search and availability check by PCNames.com.
  • Website and logo design contests at DesignContest.net.
  • Reviews of the best cheap web hosting providers at WebHostingRating.com.