Rincones olvidados

By Pilar Perez Baz

Posted by Pilar | abril - 23 - 2013 | 20 Comments

Disco

Éramos jóvenes y las ganas de libertad acompañaban cada uno de nuestros gestos señalando el ritmo de nuestras vidas.

Hacía ya dos meses que “El Concierto Primavera” de 1981 había marcado el pistoletazo de salida guiándonos hacia una nueva cultura musical. El espíritu de miles de personas se había contagiado de entusiasmo y las ganas de conquistar nuevas formas culturales había traspasando fronteras tan áridas como las de mi pueblo.

Sin embargo esa época de explosión cultural estaba vetada para mi. Bueno, no del todo…sólo tenía prohibido la entrada a las discotecas.

En los primeros tiempos de la “Movida Madrileña” yo aún no había alcanzado la edad adecuada para vivir esa frenética experiencia en ciertos locales de moda, y en mi pueblo, estos recintos se reducían a uno, la discoteca.

En el verano de 1981 mientras las hombreras competían con los cardados, las camisetas rotas a ley dejaban ver los leggins de colores imposibles y Alaska y los Pegamoides se preocupaban por el Triángulo de las Bermudas en su sencillo “Otra Dimensión“, yo me encontraba en plena crisis de identidad, unas veces vencía mi falda de volantes y chaquetilla torera a ritmo de pop rock y otras veces eran mis vaqueros y la camiseta blanca los que salían triunfantes a jugar a la calle.

En mi mundo de adolescente la palabra prohibición no sólo era una fórmula fastidiosa para no dejarme hacer lo que yo quisiera, no…era una terrible conspiración contra mi persona y una consigna de nuestros mayores para ocultar los mejores disfrutes.

Mi imaginación me torturaba con sugerentes puestas en escena de una maravillosa vida nocturna y la sensación de que me estaba perdiendo algo importante no dejaba de atormentarme.

En este marco de inquietudes y contradicciones de adolescente pasé los primeros años de la década de los 80.

La calle que me vio crecer guarda un secreto que ahora después de tantos años me atrevo a descubrir…amigas de mi alma que vivisteis conmigo esta divertida experiencia, no me guardéis rencor por desvelar nuestra aventura…

Hay una hora de la noche en la que los nuevos instintos se despiertan y las viejas melancolías se adormecen. Las estrellas nos sugieren versos y la luna un destino por descubrir. El olor del día se enfría al escapar de su cálido abrazo y los misteriosos ruidos de la noche se esconden tras su manto oscuro…de pronto, algo ajeno a toda esta escena se enciende con varios interruptores mundanos y dan un giro profano y tentador a la noche, la tranquilidad se trasforma en bullicio con tan solo unos acordes, y a golpe de play las tendencias musicales de la época se hacen con la noche.

Unas chiquillas que ven y escuchan este panorama desde sus imperiosas ganas por participaren él, se mueven como poseídas por la música y se acercan expectantes a una puerta…

No rompen ninguna regla, no desobedecen órdenes ni retan a la madre naturaleza, solo escuchan la música que se cuela por las rendijas y bailan…bailan como nadie lo ha hecho nunca y se divierten como si en ello les fuera la vida. Las risas y el jolgorio que emanan llegan a ensordecer cualquier tema musical que se deja caer por el resquicio de una puerta, la puerta de atrás de la discoteca.

Ahora,cada vez que paso por la puerta de emergencia de una discoteca y los sonidos de su vida nocturna la traspasan, no puedo dejar de sonreír y recordar esa indescriptible sensación de haber entrado en la “Movida Madrileña” por la puerta de atrás.

¿Y tú como entraste en la “movida”?

@PilarPerezBaz

20 Responses so far.

  1. Marta Martínez dice:

    Yo no viví la movida madrileña, para mí Madrid quedaba muuuuy lejos en aquellos tiempos. Pero recuerdo perfectamente esas prohibiciones, esas ganas locas de entrar en la discoteca y descubrir todo lo que allí pasaba, y todo lo que hacíamos por intentar llegar antes de tiempo a una edad que todavía no teníamos. Recuerdo con mucho cariño la primera vez que me colé en una discoteca sin tener la edad. ¡¡¡¡Qué nervios!!!!

  2. Pilar dice:

    Marta, me encanta como lo has contado :-D Casi estoy volviendo a sentir yo esos nervios :-D
    ¡Un besazo preciosa! Y gracias por la visita :-)

  3. El Angel dice:

    Mi querida amiga… yo tuve por suerte poder entrar por la puerta grande…. si, tuve la suerte de aparentar la edad que no tenia y empezar mi andadura por los pueblos de Madrid… de echo en unos de ellos fue donde aprendi a “pinchar”, a ser un DJ de lo de antes de esos que hacian que la musica sonara sin parar, sin cortes, sin que se notara el cambio… no como los de ahora que dicen que hacen música…. llegue a trabajar con 16 años de esto… que tiempos… eso si no me comia una rosca…. seria por ser jovencito??? seria pq realmente soy feo??? nunca lo sabré, pero q siempre recordare son esos años disfrutando y haciendo disfrutar a la gente de la buena musica y lo mejor, de la mejor compañía…..
    Deberias animarte a escribir un libro… con todos estos recuerdos seguro que seria un best seller y con esa “manera” de contar las cosas, facil, sencilla, agradable,… podria seguir y seguir pq siempre me sorprenderás…. Besos desde la cornisa. ;0D

    • Pilar dice:

      ¡¡¡Tu si que me sorprendes Gonzalo!!! Y siempre gratamente :-) Qué rato tan bueno he pasado leyéndote ;-) ¡Un amigo DJ! Molaaaaaaaaaa :-D
      Te lanzo mil besos, alguno te llegará a la cornisa ;-)

  4. Hola Pilar, me has hecho reir y recordar mis tiempos casi de adolescente en los que ir a la disco era lo más increíble y vivir cada noche de sábado toda una experiencia. Como a tí te pasaba, tan pronto era una tierna y dulce jovencita vestida de rosa, como pasaba a convertirme en toda una macarra pasota. Eran otros tiempos, inolvidables sin duda y qué divertidos!!

    Me ha encantado. :D

    • Pilar dice:

      Mi querida Tania, me lo he pasado en grande escribiendo ese momento…si que eran otros tiempos…
      Gracias por hacerme esta visita :-) Me encanta que me acompañes en estos recuerdos.
      Un abrazo muy fuerte.

  5. Pilar, ¡que tiempos! Yo la viví en Madrid, y cuando queríamos entrar en una Disco que pedían el carnet, se lo pedíamos a nuestras hermanas mayores y nos disfrazábamos a golpe de tacón y maquillaje.
    ¡Que divertido y que bien lo pasábamos! … Y también que nervios por si nos pillaban.

    • Pilar dice:

      Ofelia, creo que hasta puedo imaginar la escena al detalle :-) ¡¡¡Magnifica!!! Tu paso por este espacio siempre es muy especial ;-) Nos dejas tan gratos recuerdos…
      Un besazo

  6. María R. González-Calatayud dice:

    ¡Qué tiempos tan divertidos! Yo no estaba en Madrid, pero si cerca, y a veces hacíamos alguna escapadita. pero recuerdo de forma muy especial asistir a un concierto de Alaska y los Pegamoides, que me encantaban, con mis vaqueros y mi camiseta blanca….

    • Pilar dice:

      ¡María Remedios! ¡¡¡Claro que debió ser especial ese concierto!!! Una gran suerte el haber podido vivir esa experiencia :-)
      ¡¡¡Gracias por contárnosla!!!
      Mil besos.

  7. Esther dice:

    Yo vivi la movida “Barcelonina”.. practicamente igual.. deseos de ser mayor para ir a la disco.. hay!! Siempre consigues ponerme nostálgica. Besos!!

    • Pilar dice:

      Esther, siempre tan entrañable…Gracias por estar aquí y recordarnos la “Movida Barcelonina”
      Otro besazo grande :-)

  8. Yo tampoco viví la movida madrileña. Como dice Marta, para mi Madrid estaba muuuuuy lejos, pero esos años vivimos nosotros la movida del “Rock Radical Vasco”, en los que mandaba el punk, el rock y el ska.
    Durante esos años no dejaba de oír que yo no tenía edad y me negaba a aceptarlo. (cómo entiendo ahora a mi madre…) Quería formar parte del movimiento, deseaba ser una más y hacía todo lo que estuviese en mi mano para hacerlo realidad. Aquellas rapadas increíbles, la ropa, la música, las escapadas nocturnas haciendo “dedo” para llegar a conciertos… en fin, fueron años muy buenos, años que me has hecho recordar con esa forma tan maravillosa que tienes de contarnos tus recuerdos. Apoyo a Gonzalo en lo del libro Pilar, éxito asegurado.

  9. Pilar dice:

    Maine…¡¡¡Qué maravillosa adolescencia!!! No sabes lo que me ha gustado leerte :-) En ese comentario tuyo hay tantas cosas increíbles…¡¡¡Gracias por contárnoslas!!!
    Un besazo preciosa

  10. Qué bueno ¡¡¡ Como nos incitas con tus historias ¡¡¡ Yo viví la movida madrileña a través de mi hermano mayor, a el cogió plenamente, yo solo ‘de oídas’ de sus aventuras y sus historias, además era estudiante de Bellas Artes, vivía en Malasaña, llevaba una zapatilla de cada color y pintadas, camisas pintadas por el, el pelo medio rapado y pintado por alguno lados…. Uffff, qué escándalo cuando volvía a Ciudad Real, no por mis padres que siempre fueron comprensivos aunque temerosos, pero si por el entorno provinciano de esta ciudad, que aún sigue en su línea. Mi primera experiencia discotequera fué viendo a Travolta en el cinen con Gresase. Jajaja….. ¡¡¡ Besazos linda ¡¡¡¡

    • Pilar dice:

      Gracias a ti Cristina por tus interesantísimos comentarios :-) Ese hermano tuyo debe respirar creatividad por todos sus poros :-)
      Un Besazo preciosa mía

  11. Isa dice:

    Joooooo yo no he vivido la madrileña pero si la.eumesa y es verdad que me trae muuuuuuchos recuerdos……sigue asi guapaa

    • Pilar dice:

      Isa, por lo que te conozco, y por lo que he vivido en esta maravillosa tierra, la movida Eumesa debió ser la lecheeeeee :-D Debes de tener maravillosos recuerdos ;-)
      Un Besazo mi querida amiga.

  12. Isabel dice:

    Yo no he entrado en esa movida madrileña,y es que en el 81 todavia estaba llegando a este mundo,pero si te puedo decir que la de mi epoca ha sido muy parecida,aunque nuestras salidas nocturnas de hoy en dia no tienen nada que envidiar,incluidas las cenas caseras con el party,jajaja…..

  13. Pilar dice:

    ¡Muy bueno Isa! Esas fiestas privadas nuestras son la lecheeee jajaja Un Besazo.

Sponsors

  • Cheap reliable web hosting from WebHostingHub.com.
  • Domain name search and availability check by PCNames.com.
  • Website and logo design contests at DesignContest.net.
  • Reviews of the best cheap web hosting providers at WebHostingRating.com.